descuento 10 euros

Servicio de Atención al Cliente

Mascarilla y exfoliante

Mascarillas y exfoliantes faciales: ¡no podrás vivir sin ellos! Completa tu rutina de belleza diaria con tratamientos específicos hechos a medida para tu piel: ¡exfolia regularmente con un exfoliante facial y aplica una mascarilla facial purificante, hidratante o antiedad!

Los aliados para una piel sana, revitalizada y libre de imperfecciones: un exfoliante facial y una mascarilla facial que, usados con regularidad una o más veces por semana, te liberarán de granos, imperfecciones y puntos negros y mimarán tu piel como si estuvieras en un spa. Empieza tu rutina con un exfoliante facial para hacer que tu piel esté más receptiva a los tratamientos posteriores y para mantenerla limpia y fresca. Puedes hacer una exfoliación una o dos veces por semana, según tu tipo de piel, pero recordando masajear el exfoliante facial de forma suave sin ejercer demasiada presión para que la piel no se irrite. Después del exfoliante, completa tu rutina con una mascarilla facial. Podrás elegir la más adecuada para ti en función de tu tipo de piel: una mascarilla hidratante o purificante, de tejido, en crema o peel off. Para purificar la piel, elige una mascarilla a base de arcilla. Si buscas una solución hidratante o antiedad, opta por una solución en tejido o en crema que hidrate y nutra en profundidad. ¡Tenemos los mejores exfoliantes y mascarillas faciales!

29 productos

@BOTTEGAVERDE

Condividi con noi la tua pausa di bellezza!

Mascarilla y exfoliante

Mascarillas y exfoliantes faciales: ¡no podrás vivir sin ellos! Completa tu rutina de belleza diaria con tratamientos específicos hechos a medida para tu piel: ¡exfolia regularmente con un exfoliante facial y aplica una mascarilla facial purificante, hidratante o antiedad!

Los aliados para una piel sana, revitalizada y libre de imperfecciones: un exfoliante facial y una mascarilla facial que, usados con regularidad una o más veces por semana, te liberarán de granos, imperfecciones y puntos negros y mimarán tu piel como si estuvieras en un spa. Empieza tu rutina con un exfoliante facial para hacer que tu piel esté más receptiva a los tratamientos posteriores y para mantenerla limpia y fresca. Puedes hacer una exfoliación una o dos veces por semana, según tu tipo de piel, pero recordando masajear el exfoliante facial de forma suave sin ejercer demasiada presión para que la piel no se irrite. Después del exfoliante, completa tu rutina con una mascarilla facial. Podrás elegir la más adecuada para ti en función de tu tipo de piel: una mascarilla hidratante o purificante, de tejido, en crema o peel off. Para purificar la piel, elige una mascarilla a base de arcilla. Si buscas una solución hidratante o antiedad, opta por una solución en tejido o en crema que hidrate y nutra en profundidad. ¡Tenemos los mejores exfoliantes y mascarillas faciales!