1 Descuento 60% 1 Descuento 50%

Servicio de Atención al Cliente

Antiimperfecciones

¡Di adiós a imperfecciones, granos, puntos negros y poros dilatados con la rutina antiimperfecciones! Desde limpiadores faciales hasta cremas y geles, pasando por tratamientos específicos, para ti los mejores productos faciales para una piel que necesita recuperar equilibrio y pureza.

Una piel grasa, con impurezas e imperfecciones es una piel que necesita cuidado y productos específicos que la ayuden a recuperar su equilibrio y pureza. Como primer paso, es necesario elegir un limpiador facial purificante que desarrolle una acción limpiadora y astringente. Después de la limpieza facial, es importante prestar atención a la hidratación cutánea con una crema o un gel purificante dermoequilibrante que hidrate sin resultar untuoso en el rostro y que combata el efecto de los brillos y realice una acción matificante eficaz. Una o más veces por semana, para completar tu rutina, se recomienda aplicar una mascarilla facial de triple acción: exfoliante, purificante y normalizadora. Si lo necesitas, puedes aplicar un aceite antiimperfecciones en granos e impurezas y así ayudar a agilizar la desaparición de las imperfecciones y reducir la formación de puntos negros y poros dilatados.

8 productos

Antiimperfecciones

¡Di adiós a imperfecciones, granos, puntos negros y poros dilatados con la rutina antiimperfecciones! Desde limpiadores faciales hasta cremas y geles, pasando por tratamientos específicos, para ti los mejores productos faciales para una piel que necesita recuperar equilibrio y pureza.

Una piel grasa, con impurezas e imperfecciones es una piel que necesita cuidado y productos específicos que la ayuden a recuperar su equilibrio y pureza. Como primer paso, es necesario elegir un limpiador facial purificante que desarrolle una acción limpiadora y astringente. Después de la limpieza facial, es importante prestar atención a la hidratación cutánea con una crema o un gel purificante dermoequilibrante que hidrate sin resultar untuoso en el rostro y que combata el efecto de los brillos y realice una acción matificante eficaz. Una o más veces por semana, para completar tu rutina, se recomienda aplicar una mascarilla facial de triple acción: exfoliante, purificante y normalizadora. Si lo necesitas, puedes aplicar un aceite antiimperfecciones en granos e impurezas y así ayudar a agilizar la desaparición de las imperfecciones y reducir la formación de puntos negros y poros dilatados.